4 Claves para un desayuno saludable

Empieza el día con energía. Claves para un desayuno saludable.

La idea de que el desayuno es la comida más importante del día se basa en los resultados de numerosos estudios que han demostrado el impacto positivo de un desayuno equilibrado en nuestra salud. Y es que la primera comida del día proporciona la energía necesaria para ponerse en marcha, centrarse en las tareas que hay que realizar y mantener la productividad durante toda la jornada. Además, un buen desayuno ayuda a estabilizar los niveles de insulina, de manera que reduce la irritabilidad, el cansancio y los bajones de energía que en ocasiones llevan a picotear a media mañana.

Elegir los alimentos adecuados también permite cubrir las necesidades diarias de nutrientes que necesita el organismo para mantenerse activo. De hecho, algunos estudios sugieren que en el desayuno se debe ingerir hasta el 25% de la energía total necesaria para funcionar adecuadamente a lo largo del día.

No es la primera vez que os hablamos la importancia de realizar un buen desayuno. De hecho en  nuestra Sección de Salud y Nutrición os hemos propuesto 2 recetas de desayunos ricos en carbohidratos e ideales para una sesión pre- surf.  Hoy aprovechamos para recordaros la importancia de esta comida y daros 4 claves para realizar un desayuno saludable.

¿Por qué no hay que saltarse el desayuno?


Algunas personas prefieren saltarse el desayuno con tal de conseguir unos minutos más de sueño. Esto puede pasar factura en términos de salud, ya que saltarse el desayuno podría aumentar el riesgo de enfermedades cardiovasculares, diabetes y obesidad.

Así lo demuestra un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Columbia (Estados Unidos), publicado en la revista Circulation. Según este estudio tanto el tiempo dedicado al desayuno como los alimentos que se consumen a primera hora de la mañana están directamente relacionados con el desarrollo de una amplia variedad de trastornos. Como las enfermedades del corazón, ictus, hipertensión arterial, niveles elevados de glucosa en sangre, obesidad y sensibilidad a la insulina.

Según la investigación, las personas que desayunaban todos los días tenían un menor riesgo de colesterol alto y de hipertensión. Mientras que las que se saltaban el desayuno eran más propensas a engordar, desarrollar diabetes y presentar problemas nutricionales. De hecho, el riesgo de sufrir un infarto y un ictus fue un 27% y 18% mayor, respectivamente, en quienes se saltaban el desayuno.

 

Por lo tanto, desayunar no solo es fundamental para cargarse de energía y tener un buen día, sino también para mantener la salud general. A continuación os damos 4 recomendaciones para realizar un desayuno equilibrado y saludable:

  • Desayunar en casa: Según un estudio de la Universidad de Illinois (Estados Unidos), los platos preparados en cafeterías y restaurantes, incluidos los desayunos, tienen una cantidad total de calorías y de grasas hidrogenadas mucho mayor que los que se consumen en casa. Además estos desayunos aportan muchas menos proteínas, carbohidratos complejos y fibra. Por lo tanto, lo más recomendable es preparar el desayuno en casa buscando siempre el equilibrio entre los distintos grupos nutricionales.
  • Comer alimentos de alto valor nutricional ricos en fibra, vitaminas y minerales. Las frutas, los lácteos y los cereales integrales no deben faltar en tus desayunos. Estos últimos son ricos en hidratos de carbono complejos o de absorción lenta y aportan la energía que necesitan los músculos y el cerebro para funcionar correctamente durante todo el día. Así, ayudan a la concentración y a mejorar el rendimiento laboral.
  • Incorporar proteínas: las proteínas son esenciales para mantener la masa muscular y además hacen que la sensación de saciedad se prolongue durante más tiempo. Algo que disminuye el riesgo de visitas frecuentes a la máquina de vending a lo largo de la mañana. Los huevos, el queso fresco o las carnes magras, como las de pollo o pavo, son buenas opciones para incorporar en el desayuno.
  • Evitar la bollería industrial: son alimentos de alto valor calórico que aportan una rápida dosis de energía. Sin embargo, esta sensación desaparece rápidamente y es sustituida por el cansancio, la falta de concentración y el hambre. Además, la bollería industrial apenas aporta fibra y es rica en grasas saturadas y grasas trans, relacionadas con el desarrollo de obesidad, diabetes y enfermedades cardiovasculares.

Si te gustó este artículo no dejes de visitar nuestra sección de Salud y Nutrición. O también puedes suscribirte a nuestro Boletín de Noticias. Donde puntualmente te informaremos de nuestras novedades.

La importancia de la nutrición en el surf
La nutrición y el surf Como en todos los deportes, la nutrición juega un papel fundamental en el surf. Cuando[...]
5 ejercicios para tener unos hombros fuertes para el surf
5 ejercicios para tener unos hombros fuertes sin levantar pesas Hoy de nuevo toca hablar de hombros. En un post anterior[...]
Recetas nutritivas para antes y después de surfear
2 Recetas de Snacks nutritivos para antes y después de una sesión de surf Hace unos meses hablamos de la[...]
Boletín Enelpico

Recibe puntualmente todas las noticias e información relacionadas con el mundo del surf.

Entrenamientos, salud, nutrición y toda la actualidad de nuestro deporte favorito.

Deja un comentario